Montoro anima a la AEAT a investigar sin preocuparse por a quién investiga

Montoro anima a la AEAT a investigar sin preocuparse por a quién investiga

viernes 17 de abril de 2015, 10:58h

google+

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha defendido el papel de la Agencia Tributaria (AEAT) en la lucha contra el fraude fiscal y ha proclamado que el Gobierno anima a los funcionarios a investigar los indicios de fraude sin preocuparse por "nombres, actividades, relevancia social o afiliaciones políticas".


Mientras defendía ente el Pleno del Congreso el decreto ley por el que se convocan nuevas plazas de empleo público, entre otras para la AEAT, Montoro ha asegurado que el Ejecutivo "respeta completamente la independencia y autonomía" de la Agencia y "sólo interviene para tratar de mejorar los medios a su disposición, apoyarles cuando incluso se les ataca desde fuera y estimularles en su trabajo".

"Y se les dice que deben acudir allí donde detecten posibles bolsas de fraude o indicios de delito, sin que les tengan que preocupar lo más mínimo los nombres de los posibles defraudadores ni su actividad profesional ni su relevancia social ni su afiliación política", ha precisado, sin mencionar nombres concretos, como el de el exvicepresidente Rodrigo Rato, investigado según han publicado algunos medios por el Sepblac por presunto blanqueo de capitales.

"QUE CADA CUAL RESPONDA DE SUS ACTOS".

A renglón seguido, ha insistido en que en la lucha contra el fraude "el respeto a la ley y el interés general están por encima de todo", incluyendo "intereses políticos o electorales, compañeros y rivales, o amigos y enemigos". "Que cada cual responda de sus actos", ha apostillado.

En este punto, ha criticado a quienes "se escandalizan" al conocer actuaciones de la Agencia Tributaria que implican a "personas de relevancia social". "A mí lo que me escandalizaría es que esas actuaciones no se hicieran, y que esas personas no pudieran ser investigadas, como ocurría en ocasiones anteriores", ha añadido, provocando un aplauso de sus compañeros de bancada.

Así, ha reiterado su convicción "firme" de que el Estado debe "poner todos los medios" a su disposición para "controlar y sancionar las conductas fraudulentas y delictivas, sean quienes sean las personas o empresas, entidades o instituciones, que las cometan".

BUENOS RESULTADOS.

Montoro ha añadido, además, que esta forma de actuar está granjeando muchos "éxitos" a la Administración, como demuestra que en 2014 la recaudación por lucha contra el fraude alcanzara la cifra "récord" de 12.300 millones de euros, "fruto de profesionalidad y eficacia de los funcionarios y de las directrices con las que han trabajado".

"Y el que no lo entiende es porque prefiere cerrar los ojos a la realidad para no reconocer que, también en este ámbito, como en el económico con la recuperación y tantos otros, el Gobierno está haciendo lo que tiene que hacer para sacar a España adelante. La lucha contra el fraude ha sido una constante estos tres años y lo seguirá siendo en adelante", ha zanjado.

MAESTRO DE LOS CUBILETES.

Sin embargo, la oposición ha rechazado la "ostentación" con la que el Gobierno "saca pecho" en esta materia, al considerar que los casos vinculados al PP de personas que se han acogido a la 'amnistía fiscal' de 2012 --como el extesorero Luis Bárcenas o el propio Rato-- les desautorizan para ello.

"Es usted un genio. No conozco a nadie tan hábil para mover de manera tan constante y veloz los cubiletes. Hace del vicio virtud. Se olvida de que entre 2000 y 2003 Mariano Rajoy era vicepresidente del Gobierno, Rato era ministro de Economía y usted era ministro de Hacienda. Y desde 2012 Rajoy es presidente, usted aprueba una amnistía fiscal y Rato se acoge a ella. Y ahora que salta el escándalo usted saca pecho y dice que va a perseguir a todos. Por favor, que no nos chupamos el dedo", le ha espetado el portavoz adjunto de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), Joan Coscubiela.

A renglón seguido, el diputado catalán ha exigido al titular de Hacienda que, "si de verdad" quiere luchar contra el fraude, "cumpla con su compromiso" y publique el listado de los grandes defraudadores, algo que "podía hacer hecho" en su anterior etapa en el Ministerio --con José María Aznar--. "Las herencias van muy lejos, no sólo a los cuatro años últimos", ha añadido.

Finalmente, Coscubiela ha recordado que la "reprobación social" también disuade del fraude y ha señalado que "la gente no puede soportar" que su nombre figure en listados de morosos por no pagar una letra de su hipoteca y que "los grandes defraudadores estén en la impunidad".

"LE AVISAMOS DE QUE ERA UN ERROR".

El portavoz económico de UPyD, Álvaro Anchuelo, por su parte, ha recordado a Montoro que ya en 2012 toda la oposición le avisó de que "era un error" tanto económico como político aprobar una 'amnistía fiscal' y, sobre todo, permitir regularizar dinero en efectivo y sin comprobar quiénes se beneficiaban de la medida, porque eso "facilitaría" el blanqueo de capitales y se "mezclaría con problemas de corrupción política".

"No se lo digo por la postura antipática del 'ya se lo dije', sino porque ustedes presentan los errores como si fueran imprevisibles, pero no lo eran", ha explicado, criticando por ello al ministro por "sacar pecho" ante la noticia de que "las instituciones funcionan" porque han descubierto que Rato regularizó fondos mediante el procedimiento especial.

En este punto, el diputado magenta ha asegurado que la "mínima inspección" que se está haciendo de los beneficiarios de la amnistía se debe a la "presión social y política" y se ha preguntado "de dónde procede el dinero" y "qué ejemplaridad" pueden dar los cargos públicos investigados por el Sepblac por posible blanqueo de capitales. "No parece un tema como para sacar pecho", ha zanjado.

AUTÉNTICO ESCÁNDALO.

Por su parte, el portavoz económico del PNV, Pedro Azpiazu, ha coincidido en que está "muy bien" que la Agencia Tributaria trabaje "con los máximos medios" en la lucha contra el fraude pero considera que "no es de aplaudir" que un exvicepresidente como Rato, del mismo partido que el actual Ejecutivo, "aparezca en la lista de acogidos a la 'amnistía fiscal' y haya blanqueado capitales".

"Eso es un auténtico escándalo difícil de digerir en cualquier democracia, pero en España forma parte casi de la normalidad. Eso es precisamente lo inaceptable y rechazable", ha apostillado el nacionalista vasco.

La socialista Susana Sumelzo no ha hecho durante su intervención ninguna referencia a este asunto, más allá de criticar la "vergonzante" amnistía fiscal del Gobierno y la falta de medios "suficientes" en la Agencia Tributaria para perseguir a los defraudadores. No obstante, su secretario general, Pedro Sánchez, pidió este miércoles al ministro que dimita de su cargo y deje su escaño por "decencia política".

EL FRAUDE NO TIENE EXCEPCIONES.

Finalmente, la 'popular' Carmen Álvarez Arenas ha proclamado que el fraude fiscal "se combate sin excepciones de nombres, apellidos, clase social o procedencia" porque merma los ingresos públicos y provoca una "gran injusticia social" que afecta a la "abrumadora mayoría de la sociedad que cumple con sus obligaciones".

"El fraude no tiene ninguna justificación. Lo digo muy alto y muy claro, como ha hecho el ministro, cosa de la que me enorgullezco", ha insistido, aprovechando la ocasión para "reconocer con satisfacción" el trabajo del Ejecutivo en esta materia y sus "resultados evidentes" en forma de aumento recaudatorio.

Por último, la diputada del PP ha negado que en 2012 se aprobara una amnistía fiscal, como sí hicieron según ha dicho anteriores gobiernos socialistas, que "ni investigaron" a los acogidos ni plantearon "consecuencias" para los delitos. "Ahora no es ése el caso. Aquí ha habido una regularización fiscal, y se investiga sea quien sea el que haya realizado (el fraude). Es una diferencia importante que los ciudadanos saben apreciar", ha zanjado.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios